Telerrealidad para preescolares

Cuando se tiene tres años, la vida es sin duda algo muy intenso. Los niños pequeños experimentan alegría, decepción, rabia o entusiasmo incluso por las cosas más pequeñas. En este sentido son un poco sobrehumanos. La serie de televisión Bing refleja fielmente las experiencias de un niño pequeño y celebra la realidad ruidosa, alegre y desordenada de la vida preescolar.

Para los mayores, compartir vuestra vida con un Bingki no es menos intenso. Estar siempre ahí durante el crecimiento y las fases de aprendizaje de un niño pequeño, además de provocar felicidad, es sin duda estresante; sobretodo cuando afrontas la compleja gama de comportamientos nuevos, y a menudo desafiantes, que se producen en esta edad. Y todo ello con la presión añadida de querer hacerlo todo “correctamente” y de que todo sea “perfecto”. La serie Bing celebra la realidad cotidiana de los peques en edad preescolar. Pero también refleja cómo a veces las cosas no salen como se espera; se usa el poder de las historias para explorar vías apacibles, sin sermones, para que tanto los peques como los mayores puedan hacer frente a situaciones similares en sus propias vidas.

Los libros Bing de Ted Dewan, enormemente populares, nos presentaron a Bing y a Flop, los dos primeros habitantes del Mundo Bing, celebrando los altibajos de su vida cotidiana con historias aparentemente simples. Bing fue identificada como la idea más prometedora para una nueva serie de televisión por el veterano productor Mikael Shields de entre un conjunto de más de 600 ideas. Un largo proceso de adaptación creativa de los libros originales Bing llevado a cabo por un entregado equipo de extraordinario talento y con el valiente respaldo de la dirección del canal Cbeebies de la BBC, han dado como resultado una premiada serie de televisión innovadora por su veracidad. En sus episodios, que el Equipo Bing ha bautizado como “microdramas”, se reviven todos los comportamientos preescolares de una forma comprensiva, positiva y libre de prejuicios hacia la vida de los Bingkis y de los mayores.

Bing...¡encontrando las historias más GRANDES en los momentos más minúsculos!

¡A los niños les encanta Bing!

Los niños reconocen en Bing algo de sí mismos y de sus propias experiencias, y desarrollan un rápido apego emocional. Les encanta que las historias de Bing sean contadas desde su propia perspectiva y de una manera realista.

Cuando se publicaron los libros originales de Bing, adultos de todo el mundo escribieron a Ted Dewan para darle las gracias por Bing y Flop. El lanzamiento de Bing TV conllevó una acogida masiva y muy fiel en las redes sociales, donde el público adulto acuñó frases como WWFD ‘what would Flop do’ (¿Qué haría Flop?) y compartió las increíbles creaciones Bing que hacían para sus Bingkis. Las historias de Bing, una vez que son decubiertas, encuentran rápidamente un lugar especial en la vida de la familia.

El cariño Bing

Dinos por qué Bing es tan especial para ti y para tus Bingkis.